Llega la nueva edición de la ‘Guía Michelin de los pobres’

7 Febrero 2019

LibrosBarcelonaSin techoGUIA DONDE

La comunidad Sant’Egidio edita la guía donde las personas sin hogar pueden encontrar donde comer, dormir o lavarse

Compartir En


La comunidad Sant’Egidio, que lleva más de 50 años trabajando para ayudar a los más pobres, ha presentado esta mañana la decimoquinta edición de la guía “ DONDE comer, dormir, lavarse en Barcelona ” bajo la premisa “quien vive en la calle no tiene que estar condenado a quedarse”. La guía, que desde el año pasado también se edita en formato aplicación para móvil, ha sido rebautizada irónicamente como la Guía Michelin de los pobres.

Dicho libreto, publicado también en Madrid, contiene 224 páginas y se reparte gratuitamente a personas sin hogar y trabajadores sociales. El manual registra más de 500 direcciones útiles de los lugares públicos y privados esenciales para la gente sin recursos: atención médica, centros de acogida, cenas ambulantes y formación profesional, entre otras.

Asimismo, Jaume Castro, responsable de la comunidad Sant’Egidio en Barcelona, ha aprovechado la ocasión para reclamar por un lado a las instituciones nuevas iniciativas para que nadie se quede en la calle y, por otro lado, a los ciudadanos les ha pedido que sean centinelas, ya que el acompañamiento y el interés para combatir sobre todo la soledad es lo más importante para las personas sin recursos.

A través de las entidades de la “Red de Atención a las Personas Sin Hogar” (XAPSLL por sus siglas en catalán) hay 2.100 plazas residenciales de acogida nocturna y, según las estimaciones de Sant’Egidio, hay unas 3.900 personas que carecen de hogar en Barcelona.

De la misma manera Jaume Castro ha subrayado que existe una crisis de la vivienda, cada vez el trabajo es más precario y el número de los primeros desahucios de 2018 se han aproximado a las peores cifras de 2013: “44 familias fueron expulsadas cada día de sus casas”. Pese a ser conscientes de que las cifras ayudan a crear solidaridad, han pedido que se tenga en cuenta que “detrás de los números hay personas, historias, hombres y mujeres heridas”.


[ Clàudia Núñez ]